Qatar:Las medidas para terminar con la explotación de migrantes con vistas al Mundial 2022 son insuficientes

Trabajadores migrantes en Qatar implicados en la construcción de una de las infraestructuras del Mundial 2022. © 2011 Getty Images.

Las autoridades de Qatar se han quedado gravemente rezagadas en los esfuerzos para abordar los abusos incontrolados de los derechos de los trabajadores migrantes, ha dicho Amnistía Internacional en un documento publicado a los seis meses de que el gobierno anunciara un conjunto de reformas para abordar la explotación laboral antes del Mundial de Fútbol de 2022.

En No Extra Time: How Qatar is still failing on workers’ rights ahead of the World Cup se describe cómo el gobierno qatarí no ha reformado los sistemas que facilitan los abusos contra trabajadores migrantes y sólo ha hecho progresos mínimos en los diversos planes que anunció en mayo de 2014.

El tiempo se acaba a toda prisa. Hace cuatro años que Qatar resultó elegido para organizar el Mundial de Fútbol, lo que puso a este país bajo los focos del mundo; pero hasta ahora su respuesta a los abusos contra los trabajadores migrantes no ha consistido en mucho más que promesas de acción y proyectos de ley”, ha dicho Sherif Elsayed Ali, jefe del Equipo sobre Derechos de Personas Refugiadas y Migrantes de Amnistía Internacional.

“Urge actuar ya para garantizar que no terminamos celebrando una competición mundial construida sobre la explotación y el trabajo forzado.”

En el documento se analiza la respuesta de las autoridades a nueve asuntos fundamentales para los derechos de los trabajadores migrantes en Qatar. En cinco de estos asuntos no ha habido progresos, y sólo se consiguieron avances limitados o parciales en las otras cuatro áreas.

“A pesar de sus reiteradas promesas de reformarse con antelación a la Copa Mundial, el gobierno de Qatar aparentemente sigue avanzando con pies de plomo en algunos de los cambios fundamentales que más urgen, como la abolición del permiso de salida y la revisión de su abusivo sistema de patrocinio”, ha dicho Sherif Elsayed-Ali.

Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente a Qatar que cancele el permiso de salida, una violación manifiesta de los derechos de los migrantes que otorga a los empleadores el control de los movimientos de los trabajadores migrantes y puede ocasionar que migrantes explotados queden atrapados y no puedan abandonar el país.

Asimismo, la organización ha pedido con insistencia la reforma del sistema de patrocinio o “kafala”, que ata a los trabajadores a sus empleadores y favorece el trabajo forzado.

Amnistía Internacional puso de relieve prácticas de explotación en Qatar tales como  retrasos en el pago de los salarios de migrantes, condiciones laborales duras y peligrosas, precarias condiciones de vida y aspectos escalofriantes del trabajo forzado y violencia física y sexual contra trabajadores del servicio doméstico en dos informes que publicó el año pasado.

Tras el clamor internacional que suscitaron los críticos informes publicados en los medios de comunicación y la presión de Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos, el gobierno qatarí encargó al despacho jurídico DLA Piper la investigación de las denuncias de abusos.

En mayo de 2014, DLA Piper hizo una serie de recomendaciones al gobierno en un amplio informe donde también criticaba el sistema de patrocinio.

Poco después, el gobierno de Qatar anunció un conjunto de reformas que incluía propuestas para reformar el sistema de patrocinio y el permiso de salida, así como para abolir una norma que impide a los trabajadores volver a Qatar en el plazo de dos años cuando han terminado un contrato. En opinión de Amnistía Internacional, las reformas anunciadas eran una oportunidad perdida, ya que no iban al origen de los asuntos que contribuían al abuso generalizado de los trabajadores migrantes. Incluso las limitadas reformas propuestas siguen sin cumplirse.

Además, las iniciativas que ha tenido el gobierno desde mayo para eliminar los principales obstáculos que encuentran los trabajadores que intentan obtener justicia, y para abordar los graves motivos de preocupación relacionados con la salud y la seguridad de los trabajadores de la construcción, han sido insuficientes.

“Seis meses después, muy pocas de las limitadas medidas anunciadas en mayo se han aplicado, y sólo parcialmente. En general, los pasos dados hasta ahora son lamentablemente insuficientes”, ha dicho Sherif Elsayed-Ali.

“Al no actuar con diligencia para abordar las lagunas en su historial de derechos humanos, Qatar corre el riesgo de dañar gravemente su credibilidad y poner en duda su compromiso con los derechos humanos.”

Como parte de las reformas globales necesarias para que el sistema de patrocinio y la legislación laboral sean compatibles con las obligaciones de Qatar en materia de derechos humanos, Amnistía Internacional ha pedido a Qatar que adopte medidas iniciales y concretas, entre ellas:

  • abolir de manera inequívoca el permiso de salida;
  • poner en marcha una investigación independiente sobre las causas de las muertes de trabajadores migrantes;
  • bajar las prohibitivas tasas que deben pagar los trabajadores para poner pleitos a sus empleadores;
  • publicar los nombres de contratadores y empleadores que son explotadores;
  • conceder a los trabajadores del servicio doméstico la protección jurídica de los derechos laborales garantizada a otros trabajadores.

La organización seguirá vigilando las medidas adoptadas por Qatar para abordar éstos y otros asuntos en los próximos seis meses.

Fuente: Amnistía Internacional España

Enlace Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>